Recuperación parcial del mercado laboral en junio debido sobre todo a la reactivación de afiliados en situación de ERTE

Los datos de la Seguridad Social muestran una notable reducción de los empleados en ERTE durante el mes de junio (1,17 millones de trabajadores completamente reactivados), aunque aún permanecen 1,83 millones en situación de ERTE total o parcial.

nota breve españa
Datos
  • El número promedio de afiliados a la Seguridad Social (S. S.) aumentó en junio en 68 mil personas (en términos no desestacionalizados), de modo que el total de afiliados se situó en 18,62 millones.
     
  • En el último día del mes de junio, el número de afiliados se situó en 18,48 millones personas, tras descender en 99,9 mil afiliados entre finales de mayo y finales de junio.
     
  • Los empleados afectados por ERTE, que continúan afiliados a la S. S. y no se contabilizan como parados, se sitúan en las 1,83 millones en junio, lo que supone una reducción en 1,17 millones con respecto al mes anterior.
     
  • El número de afiliados que no están en ERTE ni en cese de actividad aumenta hasta los 15,18 millones a finales de junio (14,16 en mayo).
     
  • El paro registrado aumentó en 5 mil personas en junio respecto al mes anterior (+0,1%) en términos no desestacionalizados, lo que situó el número total de parados en 3,86 millones.
Valoración
  • Los datos de la S.S. muestran una notable reducción de los empleados en ERTE durante el mes de junio (1,17 millones de trabajadores completamente reactivados), aunque aún permanecen 1,83 millones en situación de ERTE total o parcial. Así, los afiliados que trabajaban y que no estaban en ERTE aumentaron en junio en relación con el mes anterior, aunque cayeron un 22% respecto a junio de 2019 (la caída interanual en mayo fue del 27%).
     
  • El número de afiliados promedio aumentó en el mes de junio en 68 mil personas, un incremento mensual similar al que se produjo el año pasado, pero que es muy tímido si tenemos en cuenta el marcado descenso de la afiliación del mes de abril. Además, durante las últimas semanas del mes de junio se produjo una notable corrección, de manera que la reducción de los afiliados entre finales de mayo y finales de junio fue de 99,9 mil personas.
  • La afiliación en el mes de junio aumentó en casi todos los sectores (excepto en el agrícola), aunque lo hizo de forma moderada. Una excepción fue el sector de la construcción, que registró un aumento del +3,7% intermensual. Con todo, la afiliación se sitúa en niveles muy inferiores a los de un año atrás por el impacto de la COVID-19 en la actividad. En particular, la afiliación en el sector servicios en junio era un 5% inferior a la de junio de 2019  (en los servicios turísticos, un 13,9% inferior).
  • A pesar del limitado aumento del paro en junio, el total de parados registrados se sitúa en los 3,86 millones de desempleados, una cifra un 28% superior a la de junio de 2019.
     
  • De cara a los próximos meses, prevemos que la recuperación del mercado laboral continúe progresivamente, aunque será parcial y aquellos sectores más afectados por las restricciones a la movilidad experimentarán una mejora mucho más gradual.