Fuerte impacto de la COVID-19 sobre el PIB de la eurozona en el 2T

En el 2T 2020, el PIB de la eurozona cayó un 12,1% intertrimestral (-14,9% interanual) según el primer avance publicado por Eurostat (-3,6% intertrimestral y -3,1% interanual en el 1T 2020).

31 de julio de 2020
Notas Breves Europa
Dato
  • En el 2T 2020, el PIB de la eurozona cayó un 12,1% intertrimestral (-14,9% interanual) según el primer avance publicado por Eurostat (-3,6% intertrimestral y -3,1% interanual en el 1T 2020).
Valoración
  • La actividad en la eurozona se contrajo un 12,1% en el 2T 2020 respecto al trimestre anterior, una caída inferior a la previsión de CaixaBank Research (-18,5%). Se trata de la mayor caída desde el principio de la unión monetaria, aún más importante que la mayor caída durante la crisis de 2009. Así, la economía de la eurozona se vio fuertemente afectada por los estragos del shock de la COVID-19 y de las medidas de contención, que fueron más estrictas en la primera mitad del trimestre. Esperamos que la economía europea empiece a recuperarse en el 3T tras la relajación de las medidas de contención, pero todavía existen dudas sobre la magnitud de la recuperación, sobre todo dado los rebrotes del virus en algunas regiones europeas, que podrían llevar a una vuelta a medidas de contención más estrictas. En todo caso, esperamos que estas medidas solo se levantarán de forma parcial y gradual, de forma que la actividad económica no volverá a niveles de finales de 2019 en 2020 y posiblemente tampoco en 2021.
  • Los datos disponibles por países apuntan a un desplome generalizado de  la actividad económica europea, aunque más severo en algunos países que otros. En Alemania, el PIB cayó un 10,1% intertrimestral en el 2T. En España el crecimiento se situó en el -18,5% intertrimestral. En Francia, el PIB se contrajo un 13,8%. Finalmente, en Italia, la contracción fue del 12,4%. Estos datos son algo sorprendentes, dado que las medidas de contención del virus fueron más tempranas y estrictas en Italia que en Francia, mientras que la caída de la actividad ha sido menor. Es posible que esto sea debido a diferencias en los métodos de estimación del PIB de los distintos institutos de estadística nacional, que se han enfrentado a dificultades particulares este trimestre dada la complejidad de realizar encuestas con una gran parte de las empresas cerradas. Por esta razón, es muy posible que estos datos se revisen más de lo habitual en los próximos meses cuando se tenga una mejor idea de la situación. Por otro lado, aunque la caída del PIB en Alemania haya sido algo menor, este dato es una indicación de que la economía alemana ha sido más afectada de que lo que esperaba el consenso de analistas, con una caída récord del PIB en el 2T. Según el instituto de estadística alemán, el gasto público fue el único componente que contribuyó de forma positiva al crecimiento, mientras que la caída de la demanda externa fue “masiva”.
  • A falta de conocer información más detallada a nivel europeo, los datos nacionales de los que disponemos apuntan a un desplome tanto en el consumo de los hogares como en la inversión privada. Según los datos disponibles, el consumo se recuperará parcialmente en el 3T pero se mantendrá muy por debajo de los niveles pre-crisis.
  • La fuerte caída de la actividad en los dos primeros trimestres del año no se podían evitar dadas las medidas de contención que se tomaron para contrarrestar el virus. Seguramente habrían sido aún mayores sin las medidas tomadas por los gobiernos nacionales para ayudar a los trabajadores y a las empresas, como por ejemplo las medidas temporales de ajustes de empleo (ERTEs en España, Kurzarbeitgeld en Alemania) y los diferimientos de impuestos. De cara a los próximos trimestres, en los que la actividad económica debería retomarse gracias a un levantamiento gradual de las medidas de contención, serán muy importantes las medidas económicas tanto a nivel nacional como europeo para impulsar la recuperación, a través de la inversión pública y medidas de apoyo al crédito. En este sentido, las medidas de garantías y líneas de avales para préstamos a empresas también serán cruciales para la recuperación del crédito y de la actividad, y evitar posibles quiebras de empresas. Además, el Fondo de Recuperación de 750mM de euros acordado por el Consejo Europeo será muy importante para evitar divergencias económicas entre los países que podrían hacerse permanentes y lastrar a la economía europea en su conjunto.
  • Los datos publicados hoy sobre el PIB apuntan a una caída muy fuerte de la actividad durante la primera mitad del año, cuando la mayoría de economías europeas habían aplicado medidas de confinamiento muy restrictivas. En la medida en que estas medidas se han ido relajando en los últimos meses, cabe esperar que la actividad se recupere notablemente en el 3T. La publicación de este dato algo mejor de lo esperado aumenta los riesgos a la alza sobre nuestra previsión de crecimiento del -10,4% para el conjunto de 2020.