La inflación en la eurozona rompe récords y alcanza el 5,0%

La inflación en la eurozona continúa aumentando y en diciembre registró un nuevo máximo histórico (5,0%) impulsada por los precios de los alimentos, que más que compensaron una leve caída del componente energético (–1,5 p. p. hasta el 26%). Por su parte, la inflación subyacente se mantuvo estable en el 2,6%; la mayor subida en los precios de bienes industriales fue contrarrestada por la moderación en los precios de los servicios. De este modo, la inflación media del 2021 en la eurozona se ubicó en el 2,6% para la inflación general y en el 1,5% para la subyacente.

Notas Breves Europa
Dato
  • La variación interanual del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) escaló hasta el 5,0% en diciembre, un nuevo máximo histórico y 0,1 p. p. superior al del mes anterior.
  • La inflación subyacente, por su parte, se mantuvo en el 2,6% interanual.
Valoración
  • La inflación en la eurozona continúa aumentando y en diciembre registró un nuevo máximo histórico (5,0%) impulsada por los precios de los alimentos, que más que compensaron una leve caída del componente energético (–1,5 p. p. hasta el 26%). Por su parte, la inflación subyacente se mantuvo estable en el 2,6%; la mayor subida en los precios de bienes industriales fue contrarrestada por la moderación en los precios de los servicios. De este modo, la inflación media del 2021 en la eurozona se ubicó en el 2,6% para la inflación general y en el 1,5% para la subyacente.
  • El aumento en la inflación en diciembre no ha sido generalizado entre los países que conforman la eurozona: mientras que, en Alemania o Bélgica, por ejemplo, la inflación bajó en 0,3 p. p. y 0,6 p. p. hasta el 5,7% y 6,5%, respectivamente, en España aumentó 1,2 p. p. hasta el 6,7%. En el caso de España, el componente energético no dio tregua en diciembre, ya que aumentaron aún más los precios de la electricidad.
  • Por componentes, destaca la leve caída de los precios de la energía (esperamos que la contribución de este componente caiga en 2022) y las considerables subidas de precios tanto de alimentos elaborados como de alimentos no elaborados: 2,8% y 4,6%, respectivamente (frente al 2,3% y 1,9% del mes anterior). Por su parte, los precios de los bienes industriales ascendieron un 2,9% (2,4% en noviembre), mientras que los servicios se moderaron hasta el 2,4% (2,7% en noviembre).
  • Este dato de diciembre, de nuevo, nos sugiere que nuestra previsión para el promedio de 2022 (2,4%) está sesgada a la baja. Sin embargo, continuamos pensando que las tasas de inflación en 2022 se moderarán debido a diversos factores como la desaparición en enero de los efectos de base de la rebaja del IVA en Alemania y posibles ajustes en los pesos relativos, la posible moderación en los precios energéticos y la gradual relajación en las restricciones y los cuellos de botella en las cadenas de producción mundial.
  • La sorpresa en el dato de inflación no tuvo mucho impacto en los mercados financieros, que mantenían el foco puesto en el dato de empleo de EE. UU. (se publicará el viernes a las 14:30 CET) y su posible implicación en la hoja de ruta de la Reserva Federal, cuyas actas de la reunión de diciembre abrían la posibilidad de una retirada más rápida de los estímulos. De este modo, los índices bursátiles mantenían el tono negativo (0,5% para el IBEX) y la rentabilidad en la deuda soberana subía tenuemente (algo más notable en los países periféricos), mientras que el euro, por su parte, se apreciaba ligeramente frente al dólar (hasta el 1.131).

Eurozona: IPCA

Última actualización: 29 abril 2022 - 11:32
Etiquetas