El PIB de China desacelera en el 3T por la variante Delta y los cuellos de botella

El PIB de China creció un 4,9% interanual en el 3T 2021.

18 de octubre de 2021
Notas breves sobre China
Dato
  • El PIB de China creció un 4,9% interanual en el 3T 2021. La tasa de variación intertrimestral del 3T se situó en el +0,2%, el ritmo más bajo desde el inicio de la pandemia. El dato se ubicó ligeramente por debajo de la previsión del consenso de analistas (5,0%) y coincide con la previsión de Caixabank Research (4,9%). Los indicadores de actividad de septiembre combinan claros signos de desaceleración con ciertos atisbos de recuperación.
Valoración
  • El PIB de China creció un 0,2% en el 3T 2021 respecto al 2T 2021 (previsión de Caixabank, 0,2%), lo que representa una notable desaceleración respecto al 1,2% registrado en el trimestre anterior. El dato interanual del 4,9% coincide con la previsión de CaixaBank Research pero es inferior al 7,9% del 2T21, afectado por la extensión de la variante Delta y por los cuellos de botella en aprovisionamientos y energía, que han obligado a incrementar la producción de carbón. Las discrepancias con el dato intertrimestral se deben a revisiones por parte del Gobierno chino en la serie histórica y a la dificultad en el ajuste estacional que se realiza en el dato intertrimestral.
  • La evolución de nuestro indicador de actividad, que estima la evolución de la economía a través de indicadores relacionados de forma directa con la actividad mensual del país, como el consumo eléctrico o las ventas de coches, sugiere que el crecimiento es probablemente inferior a lo que indican los datos oficiales.
  • Los datos de actividad de septiembre, que se publicaron a la vez que el dato de PIB, presentan un panorama mixto. Por un lado, la producción industrial subió un 3,1% interanual (5,2% en agosto), inferior a lo esperado por el consenso (3,8%). En esta línea, las producciones de cemento y de acero descendieron un -13,0% y un -14,8% interanual, respectivamente. Asimismo, la inversión en activos fijos en el acumulado de 2021 subió 7,3% respecto al mismo periodo de 2020, por debajo del 7,8% esperado. Sin embargo, la producción de electricidad se aceleró al crecer un +4,9%, cuando en agosto había subido un +0,2. De igual manera, las ventas minoristas crecieron un 4,4% interanual, por encima del 3,5% esperado y del 2,5% de agosto. Hay que considerar aquí la continuada aceleración de las exportaciones y la recuperación del PMI de servicios de septiembre.
  • A esta desaceleración del 3T podrían añadirse los efectos contractivos de la suspensión de pagos de Evergrande, el mayor promotor inmobiliario de la China.
  • Es de esperar, empero, una recuperación de la actividad en el 4T que podría venir reforzada por medidas expansivas por parte del PBOC (banco central) y del gobierno. Hay que recordar que China venía presentando unas condiciones financieras más restrictivas que las otras grandes economías y que, por lo tanto, las autoridades tienen suficiente espacio y capacidad para apuntalar la economía.
  • Tras la publicación de estos datos, la previsión de crecimiento de la economía china en 2021, en torno al 8,3%, es equilibrada.