La EPA del 1T acusa el impacto de la tercera ola del virus

El mercado laboral se vio afectado durante el primer trimestre por la tercera ola del virus y la reactivación de restricciones para su control, así como por el temporal Filomena. Ello ha supuesto el primer retroceso de las horas efectivas trabajadas desde el 2T20 y un significativo aumento de las personas en inactividad. Sin embargo, el comportamiento de ocupados y parados ha resultado mejor que en el primer trimestre del año pasado.

Content available in
Nuria Bustamante
April 29th, 2021
nota breve españa
Dato
  • La ocupación descendió en 137.500 personas en el 1T 2021 (-0,7% intertrimestral) hasta los 19,2 millones.
    • Los empleados en ERTE o cese de actividad se consideran como ocupados en la EPA según las indicaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
    • En términos desestacionalizados, la variación intertrimestral del empleo en el 1T 2021 fue positiva, del +0,49%, aunque desacelerándose respecto al periodo previo (+1,4% en el 4T 2020).
  • El total de horas efectivas de trabajo realizadas anotó la primera caída trimestral desde el 2T 2020, un -1,6% intertrimestral (–3,5% interanual).
  • El número de parados se redujo en 65.800 personas hasta los 3,65 millones y la tasa de paro se situó en el 16% (–0,1 p. p. respecto al 4T 2020).
  • La población activa cayó en 203.400 personas hasta los 22.860.700.
  • El porcentaje de ocupados que trabajaron desde su domicilio en el 1T 2020 volvió a aumentar, hasta el 11,2% desde el 9,9% del trimestre anterior.
Valoración
  • El mercado laboral se vio afectado durante el primer trimestre por la tercera ola del virus y la reactivación de restricciones para su control, así como por el temporal Filomena. Ello ha supuesto el primer retroceso de las horas efectivas trabajadas desde el 2T20 y un significativo aumento de las personas en inactividad. Sin embargo, el comportamiento de ocupados y parados ha resultado mejor que en el primer trimestre del año pasado.
  • Según la encuesta de población activa (EPA), la ocupación descendió (-0,7% i/t), algo habitual en un primer trimestre, si bien esta caída es inferior a la registrada en el mismo periodo del año pasado, cuando la actividad ya comenzó a verse afectada por la pandemia. Así, el ritmo de descenso interanual se moderó hasta el -2,4%, desde el -3,1% anotado en el 4T20. Respecto al nivel máximo de empleo, alcanzado en el 4T19, aún restan por recuperar 760.100 ocupados.
  • Pese a que el número de trabajadores en ERTES se redujo en 80.000, el número de horas efectivas trabajadas se contrajo un 1,6%, debido, además de a las restricciones, a factores como la mayor incidencia de vacaciones y especialmente bajas por enfermedad (+96.300) o la paralización de la actividad por el temporal Filomena el pasado enero.
  • El comportamiento en términos de parados resultó positivo, con un descenso de 65.800, hasta 3.653.900. En términos desestacionalizados la variación trimestral fue de –4,65%.
  • La población activa interrumpió la senda de recuperación de los dos trimestres anteriores y descendió en 203.400 personas, lo que podría reflejar que las restricciones de movilidad han reducido las posibilidades de empleo. Como consecuencia la tasa de actividad bajó medio punto, hasta el 57,69%. Respecto a los niveles previos a la pandemia hay 298.100 activos menos.
  • Por sectores, los servicios anotan el mayor descenso de los ocupados (-83.400), aunque la caída fue inferior a la del año pasado (-276 mil). No obstante, son la industria y la construcción los sectores que acusan un peor comportamiento en comparación al 1T20: el empleo en la industria cae en -51.500 personas vs. +5.600 en 1T20, y en la construcción desciende en -18.500 vs. -6.100 en 1T20.
Nuria Bustamante