Una prometedora cosecha veraniega para el turismo español

La situación del sector turístico español ha mejorado muy significativamente durante los meses de verano, batiendo las previsiones de buena parte de las empresas del sector. 

Contenido disponible en
Portada

La situación del sector turístico español1 ha mejorado muy significativamente durante los meses de verano, batiendo las previsiones de buena parte de las empresas del sector. La vacunación de gran parte de la población, la puesta en marcha del Certificado Digital COVID de la UE, la gran demanda turística embalsada y la moderación de las restricciones en la hostelería han sido el compendio de factores que han apoyado una recuperación muy importante y necesaria para el sector, además de sentar unas bases más sólidas de cara a los trimestres venideros.

Los indicadores de demanda turística ya mostraron un claro punto de inflexión durante el 2T, con el fin del estado de alarma a principios de mayo y la aprobación del Certificado Digital COVID de la UE justo a cierre del trimestre. De esta manera, en los meses de julio y agosto, la demanda turística ganó un gran dinamismo: las pernoctaciones de turistas pasaron de caer un 81% en abril con respecto al mismo mes de 2019 a un 22% en el mes de agosto. La mejora de los registros fue fruto del extraordinario comportamiento de la demanda turística doméstica, que alcanzó un nivel un 12% superior al observado en agosto de 2019, apoyada por el efecto de la demanda cautiva.2 Por su parte, la demanda internacional mejoró de forma notable, pero con diferencias muy marcadas en función del país de origen. El turismo procedente de la UE registró una caída del 37% con respecto a agosto de 2019 (–88% en abril), mientras que las llegadas de turistas extracomunitarios cerraron agosto con caídas aún muy significativas (–69%).

  • 1. Para mayor detalle sobre la situación y perspectivas del sector turístico, véase el Informe Sectorial de Turismo 2S 2021 publicado en nuestra web: https://www.caixabankresearch.com
  • 2. El cambio de destinos en el extranjero por destinos dentro de España ante las trabas fronterizas aún latentes en muchos países. Según el dato más reciente de la Encuesta de turismo de residentes (FAMILITUR) del INE, solo el 10% del gasto efectuado por residentes en España se efectuó en el extranjero en el pasado mes de junio, frente al 32% de junio de 2019.
Indicador CaixaBank de consumo

Los buenos datos de demanda en España han ido acompañados por una disminución importante de las empresas turísticas que permanecían inactivas o cerradas, especialmente en el sector hotelero. Según la encuesta de ocupación hotelera, en agosto de 2021 se registraron un 13% menos de establecimientos hoteleros abiertos que en agosto de 2019, lo que implica una recuperación muy vi­gorosa, si la comparamos con la caída del 40% del número de establecimientos abiertos sufrida en el promedio de 2020.

La recuperación de los precios turísticos ha mostrado señales mixtas. Así, los precios hoteleros, medidos a través del ADR (tarifa media diaria por habitación), se colocaron el pasado agosto un 5,2% por encima del mismo mes de 2019. Por su parte, según datos del índice de precios del consumidor del INE, el sector de la restauración ha mantenido un nivel de precios muy similar al de 2019 desde que irrumpiera la pandemia de COVID-19, mientras que el sector del transporte aéreo aún sostiene un ajuste de precios destacable desde el inicio de la misma.

Gasto turístico con tarjeta según país de origen
Lo que nos dice el 'big data' sobre la situación del sector turístico

El indicador de gasto con tarjeta en TPV de CaixaBank por rama de actividad turística que mostramos en el primer gráfico refleja ciertas particularidades entre ramas. El gasto con tarjeta en alojamientos (hoteles, campings y similares) mejoró extraordinariamente durante agosto, situándose un 6% por encima del registro de agosto de 2019, aunque en septiembre se ha observado un moderado en­­friamiento en el sector, que ha pasado a caer un 16% con respecto al mismo mes de 2019. Por su parte, el gasto en restauración se ha mantenido muy superior al de 2019, con un crecimiento del 41% en septiembre.3 El resto de los comercios ligados al turismo presenta grandes diferencias de intensidad en su recuperación, destacando el caso de los pagos en agencias de viajes, que se ha mantenido muy deprimido durante la temporada de verano.

Por otro lado, los datos de pagos con tarjeta en TPV de CaixaBank según país de origen nos permiten caracterizar a los mercados emisores según el potencial de recuperación que han mostrado hasta septiembre. Así, el turismo doméstico confirma su recuperación completa. Los mercados emisores de la UE se acercaron muy apreciablemente a los niveles de gasto observados en el mismo periodo de 2019, e incluso en algunos casos los superaron. Esto, combinado con la tendencia de mejora que se mantiene en septiembre, apunta a una posible recuperación a corto plazo. Por otro lado, observamos al Reino Unido, algo más rezagado de lo esperado, junto con EE. UU., Canadá y Latinoamérica, que muestran una tendencia de mejora muy clara. Finalmente, en el resto de los mercados emisores se observa una recuperación más débil.

  • 3. Cabe señalar que el indicador de consumo basado en los pagos con tarjeta en TPV de CaixaBank estima una evolución más positiva del consumo que la del consumo real debido al efecto que tiene el mayor uso de la tarjeta como medio de pago tras la irrupción de la COVID-19. Por ejemplo, según los datos de cifra de negocios que publicó el INE para el mes de julio, los alojamientos y restaurantes registraron, respectivamente, una caída de la facturación del 32% y del 20% con respecto a julio de 2019, mientras que, en el mismo periodo, los pagos en TPV de CaixaBank en alojamientos cayeron un 26% y en restaurantes crecieron un 24%.
Previsiones de CaixaBank Research para el sector turístico en España

Para lo que resta de año 2021, esperamos que: (i) el gasto turístico internacional continúe avanzando apoyado en la recuperación del turismo de la UE y la mejora del británico, y (ii) el gasto de los turistas domésticos mantenga los niveles pre-COVID. Así, estimamos que el PIB turístico crecerá un 55% por lo que se situaría en un 54% del nivel de 2019.

De cara a 2022, esperamos que el gasto de los turistas internacionales se duplique gracias a la normalización del turismo de la UE y a la recuperación de los mercados del Reino Unido y de las Américas, principalmente EE. UU. y Canadá. En lo que respecta al turismo doméstico, esperamos que la demanda cautiva continúe manteniendo el gasto de los turistas españoles en niveles algo superiores a los de 2019. Con ello, esperamos que el PIB turístico de 2022 se sitúe en un nivel del 88% respecto al del 2019, registrando un crecimiento del 63% anual.

Evolución del PIB turístico

Con estas perspectivas, esperamos que el ejercicio 2022 vaya acompañado de una normalización de la rentabilidad del sector. A pesar de ello, el papel de la política económica en los próximos meses seguirá siendo clave a través, entre otras herramientas, de los ERTE y de la gestión del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Además, una ágil y eficaz gestión de los fondos Next Generation EU (NGEU) también será importante a la hora de sufragar inversiones en digitalización, sostenibilidad y mejora de infraestructuras, que actualmente son difícilmente asumibles por una industria turística muy dañada, pero que serán muy necesarias para salir de esta crisis manteniendo nuestro estatus como destino turístico más competitivo del mundo.

Etiquetas