La inflación en máximos de cuatro años por la subida de los precios de los carburantes y de los alimentos frescos

La inflación se situó en mayo en el 2,7%, como adelantó el INE el pasado 31 de mayo. Esto corresponde a un aumento de 0,5 p. p. respecto a abril y de 3,2 p. p. respecto a diciembre de 2020. Así, la inflación general se situó en el nivel más elevado desde febrero de 2017. Este aumento se explica principalmente por la evolución al alza de los precios de los carburantes y de los precios de los alimentos frescos. La inflación subyacente (general sin energía y alimentos frescos) subió 2 décimas hasta el 0,2%, con aumentos de los precios de bienes industriales y de los servicios. Con este dato, la inflación general sube a su nivel más alto en más de cuatro años, mientras que la subyacente sigue todavía en cotas muy contenidas. La publicación del dato se situó ligeramente por encima de la previsión de CaixaBank Research.

Monitor COVID-19 / 11-junio-2021

La pandemia continúa en remisión en España y la presión hospitalaria se sitúa en mínimos no vistos desde agosto del año pasado. Por su parte, la llegada de vacunas ha aumentado muy significativamente, gracias al creciente número de dosis de Pfizer recibidas y a otro gran envío por parte de AstraZeneca esta semana. El ritmo de vacunación ha repuntado también con mucha fuerza y, en caso de mantener la velocidad actual, permitiría alcanzar la inmunidad de grupo a finales de julio.