La economía estadounidense cae por segundo trimestre consecutivo en el 2T 2022

En el 2T 2022, el PIB cayó un 0,2% respecto al trimestre anterior (−0,9% intertrimestral anualizado). Se trata de una caída que sigue a la contracción ya ocurrida en el 1T 2022 (−0,4% intertrimestral), por lo que la economía estadounidense entra en lo que suele denominarse “recesión técnica”.

Clàudia Canals, CaixaBank Research
Clàudia Canals
28 de julio de 2022
PIB EEUU
Dato
  • En el 2T 2022, el PIB de EE. UU. se contrajo un 0,2% intertrimestral (−0,9% intertrimestral anualizado), lo que supone el segundo trimestre en contracción (−0,4% intertrimestral en el 1T 2022, −1,6% anualizado).
  • La tasa de variación interanual se situó todavía en terreno positivo: +1,6% (3,5% en el 1T 2022).
Valoración
  • En el 2T 2022, el PIB cayó un 0,2% respecto al trimestre anterior (−0,9% intertrimestral anualizado). Se trata de una caída que sigue a la contracción ya ocurrida en el 1T 2022 (−0,4% intertrimestral), por lo que la economía estadounidense entra en lo que suele denominarse “recesión técnica”. Formalmente un periodo recesivo debe cumplir unos requisitos para clasificarse como tal: bajada importante de la actividad, de forma generalizada en distintos ámbitos económicos y relativamente prolongada en el tiempo (definición según la National Bureau of Economic Research, NBER). Asimismo, es común que en estos casos se produzca una pérdida significativa de empleo. Un aspecto, este último, que no ha ocurrido: la tasa de paro se sitúa en el 3,6% y la creación de empleo se mantiene sólida. Con todo, es cierto, que los más recientes indicadores de actividad económica ya empiezan a mostrar una desaceleración considerable de la economía americana.
  • En términos interanuales, el crecimiento se emplazó en el +1,6%, por debajo del avance del trimestre anterior (3,5%), aunque todavía en niveles relativamente elevados tras los múltiples choques ocurridos desde el inicio de la pandemia, con las distintas variantes.
  • La imagen que nos muestra la descomposición por componentes de demanda muestra algunos matices algo positivos. En concreto, la caída intertrimestral estuvo fuertemente impactada por la variación de existencias (contribución de −0,5 p. p. a la caída del −0,2% intertrimestral del PIB), un componente muy volátil y que debería contribuir en positivo en los próximos trimestres. Asimismo, la inversión residencial también restó al crecimiento del PIB (caída del 3,7% intertrimestral, contribución de −0,18 p. p.), claramente afectada por el rápido ciclo de subidas de los tipos de interés. Por el contrario, el consumo privado, el componente con un mayor peso y que presenta una inercia importante, avanzó un +0,3% intertrimestral. Se trata de una cifra positiva, aunque ciertamente representa una desaceleración con respecto al trimestre anterior (+0,5%).
  • De cara a la segunda mitad de año y 2023, el rápido ciclo de subidas en los tipos de interés iniciado por la Fed (véase Nota Breve) y la pérdida de poder adquisitivo de las familias como consecuencia de las elevadas tasas de inflación y del fin de los programas de ayudas masivas a los ciudadanos apoyarán el continuado deterioro que se empieza a observar en el consumo y que es ya más evidente en la inversión residencial. Con todo, el ahorro acumulado durante la pandemia (véase Focus), la recuperación mostrada por el mercado laboral y unos niveles de endeudamiento de las familias relativamente saneados deberían matizar este impacto negativo.
  • En los mercados financieros, la sorpresa negativa en el dato de PIB se reflejó en un fuerte descenso en la rentabilidad de la deuda estadounidense (−12 p. b. hasta el 2,7% para el bono con vencimiento a 10 años), en especial en el tramo corto de la curva (−15 p. b. hasta el 2,8% para el bono a 2 años), a medida que los inversores ajustaban a la baja sus expectativas en la trayectoria de los tipos oficiales. De este modo, los mercados monetarios anticipan que la Reserva Federal subirá los tipos oficiales hasta el 3,2% a finales de este año (10 p. b. menos que antes de la publicación del PIB) y que a lo largo de 2023 los bajará hasta el 2,7%. Por su parte, el dólar se mantuvo sin grandes cambios (en torno al 1,02 en su cruce con el euro) mientras los índices bursátiles iniciaban la sesión con resultados mixtos.
  • Tras la publicación del dato del PIB del 2T 2022, tendremos que revisar a la baja nuestra previsión de crecimiento estadounidense para el cómputo anual de 2022 (en el 2,2% en el Informe Mensual de Julio).

EE. UU.: PIB

Última actualización: 14 noviembre 2022 - 12:30

EE. UU.: componentes del PIB

Última actualización: 14 noviembre 2022 - 12:30
Clàudia Canals, CaixaBank Research
Clàudia Canals
Etiquetas