La inflación de la eurozona se mantiene en el +0,9%

La inflación de la eurozona se mantuvo inalterada mientras que la inflación subyacente se redujo del 1,4% en enero hasta el 1,1% en febrero. Una buena parte de la caída de la inflación subyacente se debió al desvanecimiento del efecto que tuvo en enero el retraso en las rebajas en algunos países de la eurozona. Así, la variación interanual del componente de los bienes industriales ha descendido en 0,5 p. p. hasta el 1,0%.

Notas Breves Europa
Dato
  • Después de la sorpresa al alza en el dato del mes de enero, la variación interanual del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) de la eurozona se mantuvo en 0,9% en febrero.
  • La inflación subyacente, por su parte, se redujo en 0,3 puntos porcentuales (p. p.) hasta el 1,1%.
Valoración
  • La inflación de la eurozona se mantuvo inalterada mientras que la inflación subyacente se redujo del 1,4% en enero hasta el 1,1% en febrero. Una buena parte de la caída de la inflación subyacente se debió al desvanecimiento del efecto que tuvo en enero el retraso en las rebajas en algunos países de la eurozona. Así, la variación interanual del componente de los bienes industriales ha descendido en 0,5 p. p. hasta el 1,0%.
  • El componente de los servicios, por su parte, ha descendido en 0,2 p. p. y deberemos esperar al dato definitivo, que se publica a medidas de marzo, para conocer el detalle de qué componentes lo han arrastrado a la baja. Así, la variación interanual del índice subyacente se ha reducido en 0,3 p. p. respecto al dato de enero, pero se sitúa 0,4 p. p. por encima de su nivel promedio de 2020. Creemos que puede mantenerse en niveles similares, o incluso superiores, durante 2021.
  • Con todo, esta presión a la baja por parte de los componentes subyacentes se ha visto compensada en el índice general por el aumento del componente energético. Aunque mantiene todavía una tasa interanual negativa, esta arrastra en menor medida a la baja el conjunto del índice (-1,6% en febrero vs -4,7% en enero). Asimismo, los efectos de base en los precios energéticos nos sugieren que a partir del 2T este componente llevará la inflación a niveles superiores al 2%.
  • Así, continuamos pensando que estos niveles de inflación algo superiores a los que esperábamos a finales de 2020 persistirán durante la mayor parte del año. Sin embargo, a partir del año que viene deberíamos volver a ver una inflación contenida, por lo que no creemos que el BCE vaya a modificar su política monetaria en el corto plazo.
Etiquetas