El PIB de EE. UU. se contrajo un 3,5% en 2020, tras un avance correcto en el tramo final del año

En el cómputo anual de 2020 el PIB cayó un 3,5%. Se trata de una caída considerablemente superior a la ocurrida en 2009 (−2,5%), lo cual muestra el fuerte impacto que la pandemia ha ejercido sobre la actividad económica estadounidense. Con todo, el shock económico ha sido menos intenso que en otras economías avanzadas gracias a: (i) una rápida y muy contundente respuesta en políticas económicas, con un elevado peso de medidas de gasto directo; (ii) unas restricciones a la movilidad menos severas; (iii) un peso contenido de sectores como el turístico; (iv) un mayor potencial del teletrabajo; y (v) un estado de la economía relativamente sólido antes de la irrupción de la pandemia.

Notas breves sobre Estados Unidos
Dato
  • En el 4T 2020, el PIB de EE. UU. creció un 1,0% intertrimestral (+4,0% intertrimestral anualizado)
  • La tasa de variación interanual se situó en el −2,5%, todavía en terreno negativo, aunque lejos ya del −9,0% del 2T 2020.
  • Para el conjunto del año 2020, el PIB se contrajo un 3,5%, tras un avance del 2,2% en 2019.
Valoración
  • En el cómputo anual de 2020 el PIB cayó un 3,5%. Se trata de una caída considerablemente superior a la ocurrida en 2009 (−2,5%), lo cual muestra el fuerte impacto que la pandemia ha ejercido sobre la actividad económica estadounidense. Con todo, el shock económico ha sido menos intenso que en otras economías avanzadas gracias a: (i) una rápida y muy contundente respuesta en políticas económicas, con un elevado peso de medidas de gasto directo; (ii) unas restricciones a la movilidad menos severas; (iii) un peso contenido de sectores como el turístico; (iv) un mayor potencial del teletrabajo; y (v) un estado de la economía relativamente sólido antes de la irrupción de la pandemia.
  • En el 4T 2020, el PIB creció un 1,0% respecto al trimestre anterior. Se trata de una tasa de crecimiento considerable y que siguió al excepcional avance en el 3T (+7,5% intertrimestral), tras la fuerte caída en el 2T (−9,0% intertrimestral). Con estos dos trimestres con tasas intertrimestrales positivas, la tasa de avance interanual se emplazó en el −2,5% en el 4T, todavía en terreno negativo, pero claramente por encima de la tasa en el 2T (−9,0% interanual).
  • Por otro lado, el avance en el 4T 2020 se emplazó solo ligeramente por encima de las previsiones de CaixaBank Research. En concreto,  1,0% intertrimestral frente a la previsión del 0,8%, y −2,5% interanual frente al −2,6% previsto. Y es que a pesar de la solidez que mostraban numerosos de los indicadores económicos, la elevada incidencia de la COVID-19 en los últimos compases de 2020 generaba ciertas dudas sobre la magnitud del avance.
  • Por componentes de demanda, destacó de forma muy positiva el avance de la inversión (tanto empresarial como residencial). De hecho, como ya ocurriera en el trimestre anterior, sorprendió el fuerte crecimiento de la inversión en bienes de equipo, que había flaqueado desde mediados de 2019. Asimismo, también contribuyeron al avance del PIB las exportaciones, los inventarios y el consumo privado, aunque este último fue algo más débil de lo que podría haber sido, ante los rebrotes de coronavirus ocurridos en el tramo final del año.
  • De cara al 1T 2021, los recientes indicadores de actividad siguen mostrando una economía que está resistiendo mejor que la mayoría de avanzadas europeas, aunque los nuevos rebrotes y las nuevas variantes del virus podrían enfriar la recuperación. Así, por ejemplo, el índice de sentimiento empresarial compuesto (el PMI) aumentó hasta los 58,0 puntos en enero, cómodamente por encima del límite de los 50 puntos.
  • En este contexto de recuperación (todavía incompleta y amenazada por los rebrotes) es importante destacar que las medidas fiscales y monetarias de apoyo a la economía estadounidense han sido rápidas y de las más contundentes en el panorama avanzado:
    • Los paquetes fiscales aprobados durante 2020 (el más reciente a finales de diciembre) se estiman en torno a los 4 billones de dólares (~20% del PIB), donde la mitad serían en forma de gasto directo. Asimismo, el presidente Biden ya ha anunciado que quiere aprobar un nuevo paquete por valor de 1,9 billones de dólares. Aunque ello se decidirá en el Congreso, la mayoría demócrata en ambas cámaras podría favorecer un acuerdo que no se aleje mucho de la propuesta del recién estrenado presidente.
    • En el ámbito monetario, la Fed rebajó los tipos de interés en 150pb hasta el intervalo 0,00%-0,25% y los mantendrá en este nivel durante un largo periodo de tiempo (hasta al menos 2024), está llevando a cabo compras de activos masivas, y apoyó a las empresas y los hogares a través de programas de crédito de emergencia durante todo 2020.
  • Tras la publicación del dato del PIB del 4T 2020, nuestra previsión del crecimiento estadounidense para el cómputo anual de 2021 (en el 4,1%, publicada en el Informe Mensual de enero) se revisará al alza de forma considerable.