El déficit de las AA. PP. (excluyendo CC. LL.) hasta mayo fue del 3,0% del PIB

Los datos de ejecución presupuestaria consolidados de las AA. PP. (excluyendo las CC.LL.) acumulados hasta mayo muestran que la pandemia ha continuado ejerciendo un impacto elevado sobre las cuentas públicas, si bien tal impacto es claramente menor que en 2020. En particular, el déficit público de enero-mayo se situó en los 36.036 millones de euros, una caída del 27,5% respecto al déficit acumulado en mayo de 2020 (caída del 23% hasta abril), aunque es un registro que más que duplica al de enero-mayo de 2019 (16.349 millones de euros de déficit). Así, hasta mayo, el déficit público, excluyendo las corporaciones locales (CC. LL.), se situó en el 3,0 % del PIB (1,3% en mayo 2019 y 4,4% en mayo 2020).

Contingut disponible en
nota breve españa
Dato
  • Hasta mayo, el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas (AA. PP.), excluyendo las corporaciones locales (CC. LL.), se situó en el 3,0% del PIB (1,3% en mayo 2019 y 4,4% en mayo 2020).
  • El Estado, para el que ya existen datos de ejecución presupuestaria de junio, registra un déficit del 2,9% del PIB (0,8% en junio de 2019 y 4,3% en junio de 2020).
Valoración
  • Los datos de ejecución presupuestaria consolidados de las AA. PP. (excluyendo las CC.LL.) acumulados hasta mayo muestran que la pandemia ha continuado ejerciendo un impacto elevado sobre las cuentas públicas, si bien tal impacto es claramente menor que en 2020. En particular, el déficit público de enero-mayo se situó en los 36.036 millones de euros, una caída del 27,5% respecto al déficit acumulado en mayo de 2020 (caída del 23% hasta abril), aunque es un registro que más que duplica al de enero-mayo de 2019 (16.349 millones de euros de déficit). Así, hasta mayo, el déficit público, excluyendo las corporaciones locales (CC. LL.), se situó en el 3,0 % del PIB (1,3% en mayo 2019 y 4,4% en mayo 2020).
  • Los datos de ejecución presupuestaria de mayo muestran que los ingresos acentúan su senda de recuperación, apoyados en el dinamismo de la recaudación tributaria. Por su parte, se observa una moderación del gasto derivado de un menor coste de la COVID-19, favorecido por el avance de la vacunación y la salida de personas en ERTE. En particular, los ingresos aumentaron un 7,8% interanual hasta mayo (5,4% hasta abril) de la mano de un robusto aumento de los ingresos tributarios del 13,6% y del 4,3% en las cotizaciones sociales. Sin duda, el progresivo levantamiento de las restricciones con el fin del estado de alarma en mayo y la mayor actividad económica asociada explican en buena parte estos buenos guarismos (en abril y mayo 2020, el país estaba confinado). Los gastos públicos consolidados continúan siendo elevados, aunque cayeron un 0,5% interanual hasta mayo (avances positivos del +0,6% hasta abril y del +4,0% hasta marzo), destacando una caída interanual de las prestaciones sociales del 3,0%. Respecto a 2019, los ingresos públicos consolidados en los cinco primeros meses del año han crecido un 3,4% (3,7% hasta abril) mientras que los gastos públicos consolidados han avanzado un 13,7% (13,9% hasta abril). Los datos de ejecución presupuestaria del Estado de enero-junio también recogen estas tendencias y muestran un déficit (35.665 millones de euros) un 25,9% menor del acumulado correspondiente de 2020 (6,3% menor hasta mayo) con una aumento interanual de los ingresos estatales del 15% hasta junio y una caída de los gastos del 0,1%. 
  • La publicación de estos datos está en consonancia con un escenario en el que la COVID-19 continuará teniendo un impacto considerable en las cuentas públicas de 2021 (por ejemplo, a través de los ERTE, ya prorrogados hasta finales de septiembre, las ayudas a empresas y el gasto sanitario), aunque la recuperación económica contribuirá a que el déficit público sea en 2021 inferior al de 2020 (en 2020: 11,0% del PIB, 10,1% excluyendo Sareb). Nuestra previsión contempla que el déficit público pueda alcanzar en 2021 cotas de hasta el 8,5% del PIB, aunque los datos de ejecución de mayo introducen sesgos a la baja sobre tal previsión. La aprobación del Plan de Recuperación (el desembolso de los primeros 9.000M€ de transferencias en concepto de pre-financiación es inminente), y la relajación de las reglas fiscales anticipan que la política fiscal seguirá siendo expansiva en 2021 y 2022.

Capacidad/necesidad de financiación de las Administraciones públicas consolidado (sin CC.LL.)

Última actualització: 10 setembre 2021 - 15:42