La inflación general se modera tímidamente, mientras la subyacente continúa escalando

La inflación general se moderó hasta el 10,4% en agosto (10,8% en julio) según el indicador adelantado del IPC publicado por el INE. Por su parte, la inflación subyacente ha aumentado hasta el 6,4% (6,1% en julio). Estos datos muestran que la inflación continúa situada en niveles muy elevados por lo que se mantienen riesgos importantes al alza sobre nuestras previsiones de inflación de 2022 y 2023.

Contingut disponible en
IPC España
Dato
  • El IPC registró una variación interanual del 10,4% en agosto (10,8% en julio).
  • La inflación subyacente se emplazó en el 6,4% en agosto (6,1% en julio).
Valoración
  • La inflación general se moderó hasta el 10,4% en agosto (10,8% en julio) según el indicador adelantado del IPC publicado por el INE. Por su parte, la inflación subyacente ha aumentado hasta el 6,4% (6,1% en julio). Estos datos muestran que la inflación continúa situada en niveles my elevados por lo que se mantienen riesgos importantes al alza sobre nuestras previsiones de inflación de 2022 y 2023.
  • Según explica el INE, la tímida moderación de la inflación en agosto se debe, principalmente, a la caída de los precios de carburantes, que tras dos meses de alzas significativas, han recuperado niveles similares a los de mayo. Por su parte, el INE también ha destacado la contribución positiva de la electricidad, que creció apreciablemente en agosto, de la alimentación y de los precios ligados al turismo.
  • La caída de los precios de los carburantes responde a la moderación en el precio del barril Brent, así como a una reducción de los márgenes de refino, que elevaron mucho los precios minoristas en junio y julio. Así, en el mes de agosto, el precio promedio del barril en euros se situó en 97€, cayendo un 5,6% mensual, mientras que el precio minorista de la gasolina 95 se emplazó en los 1,8€, una caída apreciable del 9,5% frente a julio. De cara a los próximos meses, esperamos que los precios del petróleo se mantengan en niveles elevados, aunque no esperamos presiones alcistas similares a las observadas en junio y julio.
  • Por su parte, los precios minoristas de la electricidad repuntaron con fuerza durante el mes de agosto, debido al fuerte alza de los precios del gas y al mayor peso de los ciclos combinados en el mix energético. La tarifa regulada (PVPC) -sobre la que se carga la compensación a los ciclos combinados- alcanzó un promedio de 388 €/MWh, un 17,1% más que en julio. A pesar del tope del gas, el PVPC creció de forma elevada debido al importante incremento en los precios de referencia del gas, que se han situado en máximos históricos en agosto (172 €/MWh el MIBGAS, un aumento del 30% respecto a julio), y a una mayor compensación a los ciclos combinados (dicha compensación contribuyó al precio del PVPC en 170 €/MWh, un 31% más que en julio) a causa de unas condiciones climáticas adversas que llevaron a que la producción de electricidad por parte de los ciclos combinados fuera muy elevada (30% de la energía generada en agosto). De cara a los próximos meses, el tope del gas debería reducir los precios de la electricidad, gracias a una menor generación por parte de ciclos combinados, que debería reducirse a una tercera parte del actual, si observamos lo ocurrido en años previos.
  • Este dato continúa apoyando una revisión al alza de nuestras previsiones de inflación para el conjunto del año actual y el venidero. El incremento de los futuros cotizados del precio del gas en agosto podría implicar una revisión al alza de nuestras previsiones de la electricidad, a pesar de que el impacto del precio del gas sobre el PVPC se ha reducido por el tope del gas. Por otro lado, el aumento de la inflación subyacente, de naturaleza más persistente, apunta a que las presiones inflacionistas podrían extenderse en 2023. Finalmente, el precio de los alimentos debería iniciar una senda de moderación, aunque gradual, durante los próximos meses, en línea con lo que se está observando en los precios internacionales de las materias primas agrícolas. Mantenemos que en el contexto actual, la incertidumbre asociada a cualquier previsión de inflación sigue siendo muy elevada.
Otros indicadores relevantes
  • El Índice de Precios Industriales (IPRI) continuó moderándose en julio, con una tasa interanual del 40% (43% en junio). El desglose por componentes del índice revela que buena parte de los avances se deben a la energía (tasa del 101% interanual), mientras que los bienes intermedios avanzaron un 22% y los bienes de consumo un 11,3%.
  • Por su parte, el Índice de Precios de Exportación e Importación (IPRIX/M) de julio también apuntó una moderación. Así, los precios de exportación crecieron un 18,9% interanual (21,8% en junio) y los de importación crecieron un 29,2% interanual (30,4% en junio).
  • Las expectativas de inflación de mercado a largo plazo para España, medida a través del 5Y-5Y (inflación promedio esperada para un periodo de 5 años que se iniciará dentro de 5 años) se mantienen estable en el 2,5%, manteniéndose en un rango cercano al objetivo de inflación del BCE (2,0%). Por su parte, el swap de inflación a un año para España (inflación esperada en los próximos 12 meses) ha repuntado hasta el 9,0%, un incremento importante con respecto a la expectativa a cierre de julio del 7,1%.

Espanya: evolució de l'IPC

Última actualització: 14 novembre 2022 - 12:59
Etiquetas