La economía estadounidense repunta en el 3T 2022, aunque la composición confirma los signos de enfriamiento

En el 3T 2022, el PIB avanzó un 0,6% respecto al trimestre anterior (+2,6% intertrimestral anualizado). Se trata del primer avance intertrimestral en 2022, después de las caídas ocurridas en el 1T y 2T. De este modo, EE. UU. saldría de la “recesión técnica” en la que presumiblemente había entrado en el trimestre anterior. A pesar del dato positivo, algunos elementos matizan en negativo el repunte, como el enfriamiento del consumo privado (principal componente del PIB) o el colapso de la inversión inmobiliaria. También, la buena marcha registrada en las exportaciones quizás tiene los días contados en un entorno global en desaceleración económica.

Contingut disponible en
Clàudia Canals, CaixaBank Research
Clàudia Canals
27 d'octubre de 2022
PIB EEUU
Dato
  • En el 3T 2022, el PIB de EE. UU. creció un 0,6% intertrimestral (2,6% intertrimestral anualizado), lo que representa un avance en positivo, tras dos trimestres en contracción (−0,3% intertrimestral promedio en la primera mitad de año, −1,1% anualizado).
  • La tasa de variación interanual se situó en el 1,8% en el 3T 2022, igualando el dato del 2T 2022.
Valoración
  • En el 3T 2022, el PIB avanzó un 0,6% respecto al trimestre anterior (+2,6% intertrimestral anualizado), ligeramente superior tanto a las expectativas del consenso como a nuestras previsiones. Se trata del primer avance intertrimestral en 2022, después de las caídas ocurridas en el 1T y 2T (−0,4% y −0,1% intertrimestral, respectivamente). De este modo, EE. UU. saldría de la “recesión técnica” en la que presumiblemente había entrado en el trimestre anterior. A pesar del dato positivo, algunos elementos matizan en negativo el repunte, como el enfriamiento del consumo privado (principal componente del PIB) o el colapso de la inversión inmobiliaria. También, la buena marcha registrada en las exportaciones quizás tiene los días contados en un entorno global en desaceleración económica.
  • En términos interanuales, el crecimiento se emplazó en el +1,8%, igualando el registro del trimestre anterior, pero claramente por debajo de los trimestres previos. En este sentido, es de esperar que las contracciones ocurridas en la primera mitad de año comportarán un deterioro de los registros interanuales en los próximos trimestres.
  • La imagen que nos muestra la descomposición por componentes de demanda confirma los signos de enfriamiento en el gasto privado y la volatilidad en los flujos comerciales externos. En concreto, buena parte de la mejora se debió a la contribución positiva del sector exterior, debido principalmente a unas exportaciones que volvieron a avanzar de forma considerable (3,4% intertrimestral). Una tendencia (la del avance de las exportaciones) que, no obstante, no tiene visos de continuidad ante el deterioro en la actividad global y la fortaleza adquirida por el dólar en los últimos meses. Por su parte, las importaciones se contrajeron, como consecuencia de la mayor debilidad que mostró la demanda doméstica. En este sentido, el consumo privado, el componente con un mayor peso en el PIB y que presenta una inercia importante, avanzó de forma más moderada que el trimestre anterior (0,35% intertrimestral 1T versus 0,51% en el 2T), mientras que la inversión residencial siguió cayendo de forma abultada, empujada por la subida de tipos de la Fed. Del lado positivo, destacamos el avance de la inversión en equipos, que sorprendió con un fuerte avance en el trimestre, a pesar de la elevada incertidumbre.
  • De cara a final de año y 2023, el rápido y fuerte ciclo de subidas en los tipos de interés de la Fed (véase la Nota Breve), la pérdida de poder adquisitivo de las familias como consecuencia de la elevada inflación, el fin de los programas de ayudas masivas a los ciudadanos y la elevada incertidumbre en el panorama geopolítico y económico global son factores que debilitarán la evolución de la actividad del país. Con todo, el ahorro acumulado durante la pandemia (véase Focus), la fortaleza que todavía muestra el mercado laboral estadounidense y unos niveles de endeudamiento de las familias relativamente saneados deberían amortiguar estos vientos de cara.
  • Tras la publicación del dato del PIB del 3T 2022, nuestra previsión de crecimiento para el cómputo anual del 2022 (en el 1,6%) se situaría en un rango prudente. Aun así, los indicadores más recientes de actividad y sentimiento invitan a mantener esta prudencia en los escenarios de previsiones macroeconómicas.

EUA: PIB

Última actualització: 02 maig 2022 - 10:08

EE. UU.: componentes del PIB

Última actualització: 27 octubre 2022 - 16:23
Clàudia Canals, CaixaBank Research
Clàudia Canals
Etiquetas