Eurozona - Un rebote del PIB en el 3T más fuerte de lo esperado en la eurozona

La actividad en la eurozona creció un 12,7% en el 3T 2020 respecto al trimestre anterior, un aumento considerablemente superior a la previsión de CaixaBank Research (7,2%) y de la mayoría de analistas. Se trata del mayor crecimiento intertrimestral desde el principio de la unión monetaria. Aun así, este crecimiento llega tras dos trimestres de caídas sin precedentes, cuando la eurozona se vió fuertemente afectada por los estragos del shock de la COVID-19 y de las medidas de contención. En este sentido, la economía europea todavía permanece un 4,3% por debajo de su nivel pre-crisis en el 4T 2019. Además, es muy probable que el aumento de los rebrotes y las nuevas medidas de contención tomadas en las ultimas semanas pesen sobre la recuperación en el 4T, resultando en caídas intertrimestrales de la actividad en ciertos países europeos. No obstante, este registro confirma que la economía se reactivó de manera notable tras salir de las medidas de confinamiento que prevalecieron en el trimestre anterior.

Contingut disponible en
30 d'octubre de 2020
Notas Breves Europa
Dato
  • En el 3T 2020, el PIB de la eurozona creció un 12,7% intertrimestral (-4,3% interanual) según el primer avance publicado por Eurostat (-11,8% intertrimestral y -14,8% interanual en el 2T 2020).
Valoración
  • La actividad en la eurozona creció un 12,7% en el 3T 2020 respecto al trimestre anterior, un aumento considerablemente superior a la previsión de CaixaBank Research (7,2%) y de la mayoría de analistas. Se trata del mayor crecimiento intertrimestral desde el principio de la unión monetaria. Aun así, este crecimiento llega tras dos trimestres de caídas sin precedentes, cuando la eurozona se vió fuertemente afectada por los estragos del shock de la COVID-19 y de las medidas de contención. En este sentido, la economía europea todavía permanece un 4,3% por debajo de su nivel pre-crisis en el 4T 2019. Además, es muy probable que el aumento de los rebrotes y las nuevas medidas de contención tomadas en las ultimas semanas pesen sobre la recuperación en el 4T, resultando en caídas intertrimestrales de la actividad en ciertos países europeos. No obstante, este registro confirma que la economía se reactivó de manera notable tras salir de las medidas de confinamiento que prevalecieron en el trimestre anterior.
  • No solo sorprendieron a la alza los datos de la eurozona sino tambien los de los mayores países del bloque, aunque la recuperación ha sido algo dispar entre países. En Alemania, el PIB creció un 8,2% intertrimestral, en España un 16,7%, en Francia un 18,2% y en Italia un 16,1%. A pesar de estos fuertes avances, la economía alemana todavía se encuentra un 4,2% por debajo de su nivel pre-crisis, la economía española un 9,1%, la francesa un 4,1%, y la italiana un 4,6%.
  • A falta de conocer información más detallada a nivel europeo, los datos nacionales de los que disponemos apuntan a una fuerte recuperación del consumo respecto al trimestre anterior, debido a la recuperación de la actividad y el levantamiento de las restricciones a la movilidad. Es de esperar que el consumo se vea afectado en las próximas semanas por el impacto de la segunda ola de contagio, por lo que no se puede descartar un retroceso en el ultimo trimestre del año.
  • Aunque existan disparidades entre países, la economía de la eurozona se ha recuperado a una velocidad similar a la economía de EE.UU., donde el PIB tambien todavía se encuentra por debajo de su nivel pre-crisis (un 3,5% por debajo del 4T 2019).
  • Las medidas fiscales tomadas por los gobiernos nacionales este año han sido cruciales para impulsar la recuperación de la actividad y del consumo, y evitar un fuerte aumento del paro. El paro se mantuvo constante en septiembre (8,3%), sin duda gracias a las medidas temporales de ajustes de empleo (ERTEs en España, Kurzarbeitgeld en Alemania) tomadas en diferentes países. De cara a los próximos meses, serán muy importantes las medidas económicas tanto a nivel nacional como europeo para impulsar la recuperación, a través de la inversión pública y medidas de apoyo al crédito. En este sentido, las medidas de garantías y líneas de avales para préstamos a empresas también serán cruciales para evitar un colapso del crédito y de la actividad, y posibles quiebras de empresas que podrían aumentar el paro y así reducir el consumo privado. Además, el Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros acordado por el Consejo Europeo será muy importante para evitar divergencias económicas entre los países que podrían hacerse permanentes y lastrar a la economía europea en su conjunto. Estas medidas fiscales toman todavía mas importancia en un escenario en el que las nuevas medidas de contención tomadas en los últimos días se podrían alargar mas allá de noviembre.
  • Los datos publicados hoy sobre el PIB apuntan a una recuperación mas rápida de lo esperado en el 3T, pero esta sorpresa podría quedar contrarrestada por una posible caída de la actividad en el 4T debido a la segunda oleada del virus. La publicación de este dato mejor de lo esperado aumenta los riesgos al alza sobre nuestra previsión de crecimiento del -8,2% para el conjunto de 2020, pero las nuevas medidas para contrarrestar la segunda oleada suponen un riesgo claro a la baja para el crecimiento en 2021.