El PIB de China mantiene un buen tono en el 1T, en consonancia con lo esperado

El PIB de China creció un 18,3% interanual en el 1T 2021.

Contingut disponible en
16 d'abril de 2021
Notas breves sobre China
Dato
  • El PIB de China creció un 18,3% interanual en el 1T 2021. La tasa de variación intertrimestral del 1T se situó en el +0,6%. El dato quedó ligeramente por debajo de una previsión del consenso (18,5%) que había ido aumentando los últimos días y algo por encima de la previsión de CaixaBank Research (17,8%).
Valoración
  • El PIB de China creció un 0,6% en el 1T 2021 respecto al 4T 2020. El dato de crecimiento interanual fue de un elevado 18,3%, (muy superior al 6,5% del 4T y algo por encima de nuestra previsión del 17,8%), dado que estuvo muy afectado por efectos de base al comparar con un 1T 2020 muy bajo al coincidir con el pico de la pandemia en China.
  • La evolución de nuestro indicador de actividad, que estima la evolución de la economía a través de indicadores relacionados de forma directa con la actividad económica del país, como el consumo eléctrico o las ventas de coches, sugiere que la recuperación está en consonancia con lo que indican los datos oficiales (en términos interanuales, nuestro indicador, también afectado por fuertes efectos de base, sube 15,1 puntos respecto al 4T y apunta a la misma aceleración).
  • Los datos de actividad de marzo, que se publicaron a la vez que el dato del PIB, denotan un incipiente mayor protagonismo del consumo privado frente al excesivo peso de la inversión. Así, la producción industrial subió un 14,1% interanual (35,1% en enero-febrero), que, sin embargo, queda algo por debajo de lo esperado (18,0%) por la fuerte desaceleración de la producción de cemento (33,1% en marzo frente al 61,1% en enero-febrero). En contraste, las ventas minoristas crecieron un 34,2% interanual, una cifra que es mejor de lo esperado (28,0%) y que, pese a las distorsiones por efectos de base, tiene un sesgo más robusto que en los últimos meses. Asimismo, la inversión en activos fijos en el acumulado de 2021 subió un 25,6% respecto al mismo periodo de 2020.
  • De cara a los próximos meses, esperamos que la economía china asiente su recuperación con un mayor protagonismo del consumo privado, que debería ayudar a reducir la excesiva dependencia de la inversión. El buen tono del crecimiento chino deja un amplio margen de maniobra para relajar los estímulos públicos y continuar con la necesaria reducción de las deudas de baja calidad que, tras el paréntesis de la pandemia, se reemprendió en el 4T 2020. La búsqueda de un crecimiento más estable y de una mayor solidez financiera hace que, en estos inicios de 2021, China combine un crecimiento mayor y unas condiciones financieras más restrictivas en comparación con las otras grandes economías.  
  • El XIX Congreso del Partido Comunista reconoce que, pese al éxito de la lucha contra la pandemia, los desequilibrios de la economía china permanecen y sigue siendo necesario un mayor énfasis en el consumo privado y las exportaciones de valor añadido.
  • Tras la publicación de estos datos, los riesgos sobre nuestra previsión de crecimiento de la economía china en 2021, en torno al 8,3%, se mantienen equilibrados.