La energía y los alimentos llevan la inflación de la eurozona al 7,5% en marzo

En línea con los datos de inflación publicados esta semana en las principales economías de la eurozona, el IPCA en el agregado de la región volvió a sorprender al alza en marzo, con un ascenso del 7,5% interanual, muy por encima de nuestras previsiones y del consenso de analistas (6,7% según Bloomberg). En España, Alemania, Italia y Francia, el dato de marzo situó la inflación en el 9,8%, 7,6%, 7,0% y 5,1%, respectivamente.

Contingut disponible en
1 d'abril de 2022
IPC Eurozona
Dato
  • La variación interanual del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) aumentó en marzo en 1,6 p. p. respecto al dato de febrero y se emplazó en el 7,5%, registrando un nuevo máximo histórico.
  • La inflación subyacente, por su parte, escaló 0,3 p. p. hasta el 3,0%.
Valoración
  • En línea con los datos de inflación publicados esta semana en las principales economías de la eurozona, el IPCA en el agregado de la región volvió a sorprender al alza en marzo, con un ascenso del 7,5% interanual, muy por encima de nuestras previsiones y del consenso de analistas (6,7% según Bloomberg). En España, Alemania, Italia y Francia, el dato de marzo situó la inflación en el 9,8%, 7,6%, 7,0% y 5,1%, respectivamente.
  • El aumento de precios fue generalizado por componentes, siendo más pronunciado en el energético y en el de los alimentos no elaborados. En los componentes subyacentes, bienes industriales y servicios, el aumento fue más moderado, ligeramente por debajo de lo que nosotros y el consenso de los analistas esperaba. No obstante, los datos confirman cómo las presiones alcistas en los precios se están extendiendo cada vez más en los distintos componentes del índice, un patrón agudizado desde el inicio de la guerra en Ucrania.
  • La sorpresa del dato de marzo muy probablemente nos llevará a revisar al alza nuestras previsiones de la inflación general para el conjunto del año (actualmente en el 5,3%). No obstante, el dato de marzo no cambia nuestra visión en la probable evolución de la inflación: creemos que la inflación se mantendrá elevada durante los trimestres centrales del año, pero que gradualmente debería moderarse (incluso en un escenario donde los precios energéticos se mantuviesen en los niveles actuales, eventualmente la tasa de inflación interanual caería por los efectos de base). Dicho esto, el balance de riesgo sobre esta senda sigue sesgado hacia el alza, principalmente debido al riesgo de que los elevados precios energéticos y de otros componentes volátiles se filtren de forma más pronunciada y persistente en el resto de componentes (pass-throug) y generen efectos de segunda ronda.
  • En este sentido, creemos que el BCE mantendrá el rumbo y continuará con la normalización de su política monetaria con la intención de evitar un alza generalizada de las expectativas de inflación a medio y largo plazo. De hecho, el dato de marzo ubica el promedio de la inflación en la eurozona en el 6,2% en el 1T 2022, superior a lo proyectado por el BCE en sus previsiones más recientes (5,6% para el 1T), lo que probablemente ocasionará una nueva revisión al alza para el conjunto del año (5,1%).
  • En cualquier caso, si bien el conflicto en Ucrania aviva las presiones inflacionistas, sobre todo a corto plazo, también puede debilitar la actividad económica y afectar negativamente a la inflación a medio plazo. En este contexto incierto, es probable que el BCE decida actuar con cautela y, aunque cese las compras netas de activos bajo el APP en la segunda mitad del año, no realice necesariamente la primera subida de tipos tan pronto como están cotizando actualmente los mercados financieros.
  • En los mercados financieros, la sorpresa en el dato de inflación ejerció presión a la baja en los índices bursátiles, que moderaban las subidas registradas en las primeras horas de la jornada. Por su parte, la rentabilidad de la deuda soberana ascendió ligeramente (+3 p. b. hasta el 0,57% para el bund alemán), mientras que el euro extendió las pérdidas frente al dólar (cerca de los 1,10 dólares). Los mercados monetarios descuentan que el BCE subirá el tipo de depósito al menos en 50 p. b. al cierre de año.

Eurozona: IPCA

Última actualització: 30 novembre 2022 - 12:52
Etiquetas