La economía portuguesa recupera los niveles previos a la pandemia en el 1T 2022

En el 1T 2022, el ritmo de crecimiento del PIB de Portugal superó ampliamente la previsión de CaixaBank Research, lo que situó el PIB un 1,2% por encima del 4T 2019.

Contingut disponible en
Teresa Gil Pinheiro
2 de maig de 2022
PIB Portugal
Datos
  • El PIB de Portugal creció un 2,6% intertrimestral en el 1T 2022 (+1,7% en el 4T 2021).
  • En términos interanuales, el crecimiento fue del 11,9% (5,9% en el 4T 2021).
Valoración
  • En el 1T 2022, el ritmo de crecimiento del PIB de Portugal superó ampliamente la previsión de CaixaBank Research, lo que situó el PIB un 1,2% por encima del 4T 2019.
  • De este modo, la economía lusa creció un 2,6% respecto al trimestre anterior, una aceleración frente al crecimiento del 1,9% en el 4T 2021, lo que superó holgadamente el 0,1% previsto por CaixaBank Research. La robustez del consumo privado y la aportación positiva de la demanda externa fueron los principales motores del crecimiento.
  • En términos interanuales, la economía portuguesa creció un 11,9%, claramente por encima del 5,9% del trimestre anterior, gracias a una contribución positiva más elevada de la demanda interna, especialmente a través del consumo privado, y de la demanda externa, que refleja un crecimiento más fuerte de las exportaciones de bienes y servicios que de las importaciones. La recuperación del turismo fue un factor importante en el impulso de las exportaciones.
  • A su vez, los indicadores más recientes sugieren que la actividad continúa evolucionando de forma sólida en el inicio del 2T: el indicador diario de actividad aumentó un 10,3% interanual en abril y los indicadores de sentimiento mejoraron ligeramente respecto a marzo (cuando se habían deteriorado como consecuencia del estallido del conflicto en Ucrania). Por su parte, el sentimiento de los consumidores mejoró ligeramente. En lo que respecta a la oferta, el indicador de clima económico recuperó 1 décima en abril frente a marzo, hasta situarse en el 2,2%, como consecuencia de las mejoras del sentimiento en la industria, los servicios y el comercio, que compensaron con creces el empeoramiento del sentimiento en el sector de la construcción. En la construcción, el menor optimismo refleja la disminución de la cartera de pedidos. En la industria, destacamos la mejora de la confianza hasta los –1,5 puntos frente a los –4 puntos en marzo, gracias a unas perspectivas más positivas para la producción en los próximos tres meses y de un registro ligeramente menos negativo de la demanda global. La escasez de materias primas continúa siendo un importante obstáculo para la producción industrial, pero no empeoró en relación con los últimos meses de 2021 y los primeros de 2022.
  • A pesar de que la primera estimación del PIB del 1T 2022 haya superado nuestras expectativas y los primeros indicadores relativos al 2T sean alentadores, optamos por mantener inalterada la previsión de crecimiento del 4,2% para el conjunto del año, ya que la ausencia de señales de que la guerra de Ucrania se pueda resolver próximamente continúa constituyendo un importante factor disruptivo del crecimiento. No obstante, en un escenario en el que no se produzca un empeoramiento significativo del conflicto, podríamos revisar al alza la actual previsión para 2022.
  • La segunda estimación, con el desglose por componentes, se publicará el 31 de mayo.
Teresa Gil Pinheiro
Etiquetas