Estados Unidos

Los temores sobre una posible recesión en la economía estadounidense se han acentuado en los últimos meses, un riesgo cristalizado con la segunda caída consecutiva en el PIB del 2T.

Contenido disponible en
28 de septiembre de 2022
Estados Unidos
Perspectivas

 

Previsiones

 

Prom.
10-15

2016

2017

2018

2019

2020

2021

2022

2023

Crecimiento del PIB (%)

2,2

1,7

2,3

2,9

2,3

-3,4

5,7

1,6

1,1

Inflación IPC (%)*

1,7

1,3

2,1

2,4

1,8

1,2

4,7

8,0

3,4

Saldo fiscal (% del PIB)

-8,1

-5,4

-4,3

-6,2

-6,4

-15,4

-11,8

-4,8

-4,0

Deuda pública (% del PIB)

100

107

105

107

109

133

129

126

124

Tipo de interés de referencia (%)*

0,2

0,5

1,1

2,0

2,3

0,5

0,3

3,5

3,0

Tipo de cambio (USD/EUR)*

1,3

1,1

1,1

1,2

1,1

1,1

1,2

1,0

1,1

Saldo corriente (% del PIB)

-2,5

-2,2

-1,9

-2,1

-2,2

-2,8

-3,6

-3,5

-3,2

Deuda externa (% del PIB)

96

95

96

95

95

99

97

99

100

Nota: * Promedio anual.

Fuente: CaixaBank Research, a partir de datos de BEA, BLS, FMI, Oxford Economics (vía Refinitiv).

  • Los temores sobre una posible recesión en la economía estadounidense se han acentuado en los últimos meses, un riesgo cristalizado con la segunda caída consecutiva en el PIB del 2T. Nuevamente, el mal desempeño del PIB estuvo muy afectado por la contribución negativa de la variación de existencias, un componente muy volátil y que debería contribuir en positivo en los próximos trimestres. Por el contrario, el consumo privado, el componente con mayor peso y que presenta una inercia importante, siguió mostrándose resiliente. En la misma línea, algunos de los indicadores mensuales que sigue el organismo americano para determinar si EE. UU. ha entrado en recesión muestran que, si bien la economía se está desacelerando de manera considerable, esta no se encuentra todavía en recesión.
  • En el conjunto de 2022 y 2023 la economía estadounidense crecerá de forma moderada. En concreto, en torno al 1,5% y al 1,0%, respectivamente. El rápido ciclo de subidas en los tipos de interés iniciado por la Fed, la pérdida de poder adquisitivo de las familias como consecuencia de la elevada inflación y del fin de los programas de ayudas públicas y, en general, la mayor incertidumbre son factores que debilitan la actividad. Con todo, el consumo privado mantendrá parte de la resiliencia demostrada hasta el momento de la mano del ahorro acumulado durante 2020-2021, de la recuperación del mercado laboral y de una posición financiera de las familias relativamente sólida. Asimismo, aunque no pensamos que la economía estadounidense entre en recesión, en caso de que finalmente lo hiciera, seguramente se trataría de una recesión no muy profunda ni prolongada.

En referencia a la política monetaria, con las subidas de tipos de interés ocurridas hasta verano, los tipos ya se encuentran en el terreno restrictivo (oficial en el intervalo 3,00%-3,25%). Los mercados financieros anticipan continuidad en las subidas hasta principios de 2023 para situarlos alrededor del 4,5%, y el inicio de un ciclo de bajadas a partir del 2S. En CaixaBank Research anticipamos que la Fed podría empezar a ajustar los tipos a la baja a finales de 2023.

Riesgos

Los riesgos sobre la economía siguen siendo significativos y giran en torno a:

  • La evolución de la pandemia, con nuevas cepas que escapen a la inmunización. Asimismo, ello dificultaría la resolución de los problemas en las cadenas de suministros globales, en especial ante la política de COVID cero en China.
  • Las presiones inflacionistas y el fuerte viraje monetario por parte de la Fed ante dichas tensiones suponen un riesgo para el crecimiento económico estadounidense.
  • La crisis energética, como consecuencia de la guerra en Ucrania. Ello afectaría a EE. UU. vía mayores tensiones inflacionistas y también vía los efectos sobre la fuerte desaceleración de la UE y del Reino Unido (principales socios comerciales y de inversión de EE. UU.).